10 consejos para la reformas de tu hogar

Te mostramos unos consejos para las reformas de tu hogar

Son muchos los motivos que nos llevan a reformar una vivienda, a veces porque simplemente la necesitamos al quedar todo viejo y obsoleto, otras veces porque la queremos vender y es la fórmula de aumentar de manera considerable el valor de la vivienda, otras porque queremos alquilarlo y como en la situación anterior queremos el mayor importe de alquiler, otras porque aumenta la familia, etc. Sea el motivo que sea, si estabas pensando realizar una reformas en tú hogar es el momento de leer los consejos que te contamos.

10 consejos para una reforma integral

 
  1. Planificación Una buena planificación supone anticiparse a los inconvenientes y sacar el máximo provecho a las cosas. Analiza cuidadosamente las reparaciones o modificaciones que deseas y las implicaciones que traen. También puede ser el momento de realizar cambios necesarios, por ejemplo si vas a reformar el suelo del baño y las instalaciones son muy antiguas, tal vez sea el momento de instalar unas nuevas. Inclusive, puede suponer un ahorro, porque en unos años al renovar las tuberías del agua puedes perder el trabajo realizado en el piso.
  2. Solicita presupuesto El número ideal es 3, donde puede comparar los precios y las condiciones que te ofrecen. Pide que detallen por partidas tales como albañilería, electricidad, etc.
  3. Revisa las medidas Los presupuestos solicitados están referidos a metros cuadrados. El profesional tomará las medidas exactas. Sin embargo, es conveniente que se comprueben las mediciones. Eso garantiza que no cobren de más.
  4. Cuidado con daños que afecten la estructura de la vivienda Debes asegurarte que las obras planificadas no afecten ningún elemento estructural del inmueble, que pudiera ocasionar daños irreparables.
  5. Utiliza profesionales acreditados Aunque se trate solo de pintar unas paredes, debes buscar personal especializado que puedan demostrar que están legalizados y con referencias comprobables.
  6. Establece un contrato Antes de comenzar cualquier reforma, debe exigir la firma de un contrato que especifique el tiempo de duración de la obra y todas las condiciones.
  7. No pagues por adelantado Es usual que soliciten un adelanto, sobre todo si el contrato incluye la compra de materiales. A medida que se avance en los trabajos puedes hacer otros pagos, pero dejando un pago para la culminación de las obras. Te evitarás inconvenientes por detalles no terminados.
  8. Notifica a tus vecinos Sobre todo si se trata de obras de envergadura. Es conveniente compartir con los vecinos los horarios y los plazos que estarán trabajando en casa.
  9. Pendiente de las licencias necesarias Si sólo se trata de pintar unas paredes, solo requiere solicitar un permiso y comenzar de una vez. Para las obras de envergadura se requiere una fiscalización del ayuntamiento y un permiso que puede tardar algunas semanas y no pueden comenzar hasta tener el permiso firmado.
  10. Solicita ayuda en las Comunidades Autónomas Puedes obtener ayuda de la Comunidad Autónoma que debes solicitar antes de comenzar las obras y que cubren viviendas que tengan mínimo 12 años de antigüedad.
Estas ayudas cubren reformas como las instalaciones de agua y gas que se traducen en ahorro de energía y también que mejoren el aislamiento acústico y térmico.

Errores al contratar reformas en el hogar

No establecer un presupuesto exacto. El presupuesto debe registrar absolutamente todos los gastos a efectuar. Hasta el mínimo detalle debe estar incluido, para evitar que se salga de control la reparación. Esto incluye que, no deben establecerse modificaciones sobre el contrato ya firmado, sin establecer de manera exacta el importe de la variación. Por otra parte, debe contemplar una partida para gastos imprevistos, que evitará malos ratos o trabajos no concluidos. No tener claro que se desea. Escuchar las sugerencias de los expertos. Es una buena medida hasta cierto punto, teniendo claro las reformas que quiere. Después de todo, puedes notar que renovar la casa, con la adecuada planificación, puede costar menos dinero de lo que supones y tendrás como resultado una vivienda más confortable.