Cómo iluminar el salón comedor: puntos de luz clave

En el post de hoy de Selarom descubriremos las claves para iluminar el salón comedor de la mejor manera. Veremos los errores más comunes y los tips que marcarán la diferencia y harán que nuestra estancia sea confortable.  

No lo dejes para el final 

El primer consejo es tan sencillo como importante: no dejéis la iluminación para el final. A menudo nos encontramos proyectos donde se ha cometido el mismo error: dejar el diseño lumínico como algo secundario que no merece demasiada atención. ¡Nada más lejos de la realidad! 

Una buena luz hará que podamos sacarle partido a una misma sala, creando distintos ambientes y diversificando sus usos. Además, nos ayudará a definir el estilo que queramos darle a nuestra habitación y acentuará la sensación de confort. 

Analiza tu habitación: separa usos y ambientes 

En este caso hablamos de un salón comedor: una de las estancias más polifacéticas del hogar. La librería, la mesa del comedor, el sofá o la zona de lectura son áreas que requieren de una luz distinta y por eso debemos evitar la homogeneidad. Veámos cuáles son los puntos de luz más destacados: 

Puntos de luz importantes 

1) Iluminación central

Este tipo de luz se suele situar en el techo en focos empotrados. Es una luz general e intensa que resulta útil para limpiar o buscar algo, pero también genera sombras innecesarias.

Es recomendable que sea dimmable (que se regule y cambie la intensidad) así podremos cambiar de escena y hacer la estancia más íntima y confortable según el momento.

2) Lámparas de techo (colgantes)

Esta opción es ideal para nuestra mesa del comedor, la medida debe ser justa (ni muy pegada al techo ni obstaculizando la visión de los comensales). Tiene que ir acorde con el estilo escogido y si ponemos más de una, evitar que se roben el protagonismo entre ellas. 

Nuestro consejo es que sigan la misma estética sin ser iguales. ¿Cómo lo hacemos? Eligiendo acabados iguales (lacado mate, latón, satinado) o materiales similares (rafia, cerámica, cristal, lino). 

3) Luz indirecta

Nos ayudará a iluminar la sala de una manera secundaria y crear distintos ambientes, existen de varios tipos y debemos tener en cuenta la ubicación de los enchufes.

  • Apliques en muros, muy socorridos en pasillos. 
  • Lámparas de pie: la clásica luz de lectura que solemos situar al lado del sofá. Hay infinidad de estilos, puede ser la protagonista de nuestra decoración si elegimos un buen modelo.
  • Lámparas de sobremesa

4) Luz De Acento

Este recurso nos sirve para dirigir la atención Hacía un elemento concreto y hacer que destaque del resto. Existen muchos formas de conseguirlo: 

  • Apliques
  • Focos:si están en el techo, es oportuno que podamos orientarlos en distintos ángulos. Así, conseguiremos alumbrar la biblioteca, estanterías o cuadros. Además, si los colocamos en carriles electrificables podemos añadir o quitar cuando queramos. 

5) Luces LED

También se encuentran en la categoría de luces de acento. Enfatizan zonas concretas como el interior de una estantería, sin necesidad de hacer una gran reforma o para lograr resultados tan espectaculares como el de la imagen. 

La tecnología LED permite configurar distintos colores e intensidades que se regulan de manera inteligente. En este proyecto los distribuimos en un techo foseado y logramos cambiar totalmente la atmósfera de la sala. 

 

Los enchufes, pensar antes de actuar

Nuestro diseño lumínico deberá ir acorde con la instalación eléctrica, por eso hay que planificarlo con antelación para evitar sorpresas de última hora. Además, pondremos los  tomas de luz necesarias: no queremos que queden lejos, pero tampoco que estén en un sitio en desuso o a la vista.

Déjate asesorar por un experto 

Plantear la distribución lumínica no es una tarea sencilla, no se puede generalizar ni hay fórmulas mágicas, debe haber un estudio lumínico específico detrás de cada proyecto en el que se contemplen factores como: 
  • La temperatura y color de la luz. 
  • La ubicación.
  • La intensidad.
  • La reflexión de la luz.
  • El tipo de mobiliario. 
  En Selarom, contamos con un equipo de interioristas expertos en la decoración y distribución de espacios que hacen un trabajo previo y personalizado. Nuestro objetivo es plasmar el estilo de nuestros clientes en hogares estilosos y funcionales.  Si estás pensando en hacer una reforma, no dudes en contactar con nosotros, haremos realidad tu sueño.