Islas de cocina: usos, ideas y medidas

Hoy en Selarom  te mostramos todo lo que debes saber sobre islas de cocina: usos, ideas y medidas. Una isla en la cocina es una opción estupenda para optimizar el espacio y por sus múltiples usos: nos sirve para almacenar, cocinar, comer y hasta puede ser un elemento para separar ambientes. 

Distribución y usos de la isla de cocina 

La distribución de una cocina y la disposición de los muebles no son fijas sino que dependen de los metros cuadrados disponibles, la configuración de la habitación y los gustos personales. Los elementos a tener en cuenta en una cocina con isla son los mismos que los de una cocina tradicional, la diferencia es que la isla se convierte en la parte central de la estancia. 

Anteriormente en el blog de Selarom ya hemos hablado de la importancia de definir los usos y ambientes de cada estancia antes de empezar la reforma, con la isla de la cocina ocurre lo mismo. La reforma de la cocina variará según la función y tipo de isla, existen: islas operativas (con la placa o fregadero); islas de almacenaje; o islas como mesa o área de trabajo

  • Islas de cocina operativas (con fregadero o placa)

Isla de cocina tonalidades mármol

Las islas con fregadero deben tener conexiones de agua y desagües, las tuberías deben estar necesariamente en el suelo y pasar por debajo de la isla.  Para islas con placa de cocción se debe hacer instalación de gas o electricidad y elegir una campana o sistema de extracción que evita salpicaduras y olores. 

También existen islas con ambos elementos, esta opción hace que el cocinado sea más práctico pero se debe elegir la distribución: uno al lado del otro, fregadero y placa enfrentados, las distancia entre ambos, etc. 

    Islas para almacenaje 

Muy socorridas y versátiles. Podemos configurarla con cestas, cajones, armarios con baldas,  estructuras de madera o de obra y ubicar todo tipo de enseres: alimentos, platos, ollas o mantelerías. Además podemos hacer que la encimera sea una zona de trabajo, una mesa para comer o un buffet

    Islas como mesa o espacio de trabajo 

Este tipo de isla es como el de la imagen, corresponde a un proyecto que realizamos hace poco en Barcelona. Más adelante veremos algunos ejemplos más. 

La clave del éxito está en diseñar una isla que nos permita optimizar el espacio, nos resulte funcional y estética. Hemos visto los usos que podemos darle, veámos ahora las medidas óptimas para conseguirlo: 

¿Qué medidas debe tener una isla de cocina para que sea funcional?

Las dimensiones de la isla cambiarán según el espacio de tu cocina, pero es aconsejable contar con unas medidas mínimas: 

    Isla de cocina con efecto mármol
  1. Altura: debe ir de acuerdo con la altura de los que usan la cocina, pero no se recomienda que supere el metro. Se aconseja un máximo de 85 cm - 90 cm si es una base para cocinar, si se quiere usar como mesa, se puede prever una superficie más baja como el caso de la reforma de la imagen. 
  2. Longitud: mínimo de 90 cm si la isla se utiliza únicamente como superficie de trabajo y apoyo, hasta incluso 2 metros en el caso de una isla operativa con fregadero y quemadores. Puede optar por longitudes más largas si el espacio lo permite.
  3. Profundidad: mínimo de 60 cm hasta incluso 1 metro. A mayor profundidad, mayor funcionalidad y capacidad. Las islas más profundas suelen ser de doble cara, podemos enfrentar elementos como el fregadero y la placa; disponer contenedores en ambos lados o diferenciar un lado para cocinar y otro para comer.
  4. Distancia con muebles y paredes: como con la profundidad, a mayor distancia, mayor funcionalidad. Se recomienda una distancia mínima de 1 m entre el bloque isla y el resto de muebles o paredes, tanto para garantizar la apertura de puertas, cajones o cestos, como para facilitar el paso en caso de disponer sillas y taburetes.

Cocinas con isla: ideas para aprovechar el espacio

Las islas de cocina son perfectas para viviendas pequeñas en las que debemos aprovechar cada centímetro. Una misma isla de cocina se puede combinar para que sea una área polivalente con ambientes diferenciados, aparte de cocinar, se puede comer, reunirse o trabajar. Veamos algunas configuraciones: 

  • Isla de cocina con barra desayuno / snack 

Esta configuración es muy popular en los hogares modernos. El espacio disponible para desayunos, comidas rápidas y aperitivos puede ser toda la parte superior de la isla o solo una parte, una extensión o un voladizo. 



  • Isla de cocina con aparador 

Esta opción es ideal si la isla está en un espacio diáfano o abierta al salón y nos gusta recibir gente en casa. Se combina el bloque isla con un contenedor bajo y largo que puede llevar ruedas. Se puede usar para guardar la mantelería, los platos o vasos para ocasiones especiales y convertirse en un buffet donde disponer aperitivos.

  • Isla de cocina con mesa 

2x1: cocina y comedor en la misma habitación. El tablero puede estar por un lado unido a la isla, por otro lado equipado con un par de patas o una estructura de caballete que lo soporta. Como decíamos antes, es aconsejable que tenga dos alturas: isla de unos 90 cm de alto, mesa de unos 80 cm, igual que en la imagen. 




Isla de cocina en espacio abierto

Si estás pensando en reformar la cocina o alguna parte de tu vivienda, ponte en nuestras manos. El equipo de profesionales de Selarom te asesorará en todo momento para conseguir sacar el máximo partido a tu nuevo hogar. 

Ponte en contacto con nosotros sin compromiso.