Características del estilo nórdico
Características del estilo nórdico | Selarom

En Selarom tenemos una prioridad clara: acompañar y asesorar a nuestros clientes en todas las fases de un proyecto. Por supuesto, elegir el estilo que le quieres dar a tu nuevo hogar no podría ser menos, ya que es un elemento fundamental que se debe tener en cuenta antes de empezar una reforma.

Nuestro objetivo es conseguir el equilibrio perfecto entre funcionalidad, diseño y gusto, para así definir el estilo que nuestros clientes quieren darle a sus hogares. En el post de hoy, te presentamos algunas características del estilo nórdico, un estilo que lleva siendo tendencia varios años.

Cuál es su el origen

Nació en el norte de Europa a mediados del siglo XX, sus características principales parten de un aspecto fundamental: la necesidad de crear ambientes luminosos a causa de las pocas horas de luz. Los hogares escandinavos dan una sensación inmediata de calidez y pureza gracias al predominio del blanco. El estilo está calibrado y racionalizado en cada elección, caracterizado por un sentido de armonía natural.

 Características principales: 

  • Hygge: El estilo escandinavo es la búsqueda del hygge: bienestar, comodidad, hospitalidad, calidez
  • El blanco: Los hogares escandinavos dan una sensación inmediata de calidez y pureza gracias al predominio del blanco. El estilo está calibrado y racionalizado en cada elección, caracterizado por un sentido de armonía natural.
  • Suelos: Casi siempre de madera, aunque también podemos encontrar suelos pintados de blanco o pavimentos de resina blanca con acabado mate. 
  • Colores: Sobre todo el blanco, aunque también encontramos tonos neutros en los tejidos como el rosa pastel, el verde salvia o, en general, colores con baja saturación. 
  • Luz natural: En los países nórdicos tiene poca luz por largos períodos del año, las ventanas son grandes y libres de obstrucciones.
  • Materiales: Además de la madera natural, el metal también suele estar presente en ciertos muebles, ¡Siempre en bruto y nunca brillante!
  • Diseño: Increíble atención al detalle. Presencia de piezas históricas de diseño, pero nunca vistosas.
  • Textil: La sensación de calidez y acogida a menudo se crea también gracias al tejido elegido. La lana, el algodón crudo y el fieltro son ejemplos de textiles que se adaptan a este estilo porque expresan calidez frente a los fríos inviernos del norte.

Veamos los puntos clave en una de nuestras reformas 

  • Predominio del color blanco y tonos neutros
  • Suelos de madera: en este caso porcelánico que imita la madera y lo hace más resistente.  
  • Superficies continuas, en resina o similar y de materiales opacos y rugosos.
  • Mobiliario sobrio, sin piezas excéntricas ni con exceso de elementos decorativos. 
  • Búsqueda constante del "Hygge", sentido de confort y hospitalidad de los ambientes.
  • Ligeras variaciones de estilo: la simplicidad y neutralidad de sus formas, hace que el estilo nórdico o scandi se vea a menudo influenciado por otros como el vintage, el rústico o el japonés. En esta reforma vemos la influencia del scandi moderno, una tendencias que se basa en inserir elementos metálicos en negro. 

En Selarom no sólo hacemos reformas, construimos hogares, por eso nuestro equipo estará dispuesto a asesorarte y acompañarte en todo el proceso. Respetando tu estilo y ofreciéndote la mejor relación calidad / precio. 

No dudes en contactar con nosotros  para cualquier duda que tengas o si quieres que visitemos tu casa,  recuerda que podemos hacerte un presupuesto riguroso y sin compromiso.